Libia: Actualizaciones al día 16/02/2012

* Residentes de Bengasi recuerdan el inicio de la revolución entre la alegría por la libertad y la disconformidad con la lentitud de los cambios.

* Cerca de 5000 rebeldes se unieron a las filas del ejército nacional libio.

* Representantes de cien milicias del oeste de Libia forman una confederación e intiman al CNT a que agilice las reformas.

* Amnistía Internacional denuncia que milicianos cometen crímenes de guerra contra prisioneros, principalmente en Trípoli y Misrata.

* Los activos de las filiales del fondo soberano de Libia ya no se encuentran congelados por las sanciones de la ONU.

Todas las actualizaciones están con la hora local libia (GMT +2)

15/02/2012

Al Jazeera English6:32 pm: Los residentes de Bengasi, el bastión de la insurrección que derrocó al líder libio Muamar Gadafi, permanecen escépticos de que el cambio esté llegando muy pronto, mientras marca el primer aniversario de la revolución el 17 de febrero.

Un año después del inicio de la insurrección, los libios se regocijan en su recién descubierta la libertad después de más de 40 años de gobierno autocrático.

La ciudad estaba llena el miércoles de vehículos artillados con ametralladoras, lo que indica más estrictas medidas de seguridad.

Pocos días atrás, un hijo de Gadafi, al-Saadi, quien huyó de Libia a Níger, afirmó que se produciría un inminente levantamiento en todo el país.

Mientras se trata de construir un Estado democrático, el Consejo Nacional de Transición (CNT) está luchando por imponer su autoridad en un país inundado de armas y poner en funcionamiento a la policía nacional y al ejército.

Hoda Abdel Hamid, de Al Jazeera,  informó desde Bengasi que las celebraciones estuvieron marcadas por “un montón de emoción, mezclada con un poco de protesta”. “Hay una preocupación de que el CNT no esté siendo lo suficientemente transparente”, dijo. “Hay un sentimiento entre algunos de que la revolución se desliza de sus manos”. (Al Jazeera)

9:43 pm: Cerca de 5.000 rebeldes se han unido al naciente ejército nacional de Libia, pero muchas de las milicias que han dominado el país desde la revolución deben unirse para que las fuerzas armadas reafirmen su autoridad, dijo el nuevo jefe del Estado Mayor.

Las milicias, que lucharon para derrocar el ex líder Muamar Gadafi, son ahora la mayor amenaza para la estabilidad de Libia, manteniendo enfrentamientos periódicos entre sí en violentas guerras territoriales y socavando la autoridad de los nuevos gobernantes.

El Consejo Nacional de Transición nombró el mes pasado a un jefe de Estado Mayor, Yousef al-Manqoush, y creó un comité para registrar a los ex combatientes y ayudar a que se unieran a las fuerzas del ejército o la policía o para ofrecerles los medios financieros para iniciar una nueva vida como civiles.

“Más de 100.000 rebeldes de todas partes de Libia se han registrado con la comisión de combatientes que se ocupa de aquellos en el plano individual y no como grupos”, dijo Mustafa al-Saqizly, el jefe de la comisión, en una conferencia de prensa la tarde del martes.

De ellos, Manqoush dijo que 5.000 se unieron al ejército en una ceremonia oficial el martes y comenzarán su entrenamiento en marzo. Alrededor de 400 habían terminado la formación para unirse a la policía.

No está claro cuántos combatientes hay en muchas unidades de la milicia de Libia, pero que podría ascender a cientos de miles de personas.

Los enfrentamientos entre milicias se han convertido en un hecho cotidiano en Libia, mientras que el mal estado de las fuerzas armadas bajo Gadafi también ha planteado desafíos para el CNT.

Gadafi desconfiaba de los militares y desmontó a las fuerzas armadas en la década de 1990, dejándolos con pocas armas o personal, poniendo el poder real en manos de sus propias milicias, que se movieron rápidamente para aplastar las protestas en su contra en febrero. Un gran número de oficiales del ejército desertaron en los primeros días de la sublevación y los cuarteles fueron invadidos por los rebeldes. (Reuters)

16/02/2012

12:01 am: Los recientes acontecimientos en Libia son preocupantes, ya que reflejan una división entre los segmentos más importantes del país. Representantes de cerca de 100 milicias desde el oeste de Libia se han unido y formado una nueva federación. Ellos anunciaron que no van a renunciar a sus armas y que el nuevo gobierno – el Consejo Nacional de Transición (CNT) – está cerca de poner en peligro la revolución. Este grupo ha hecho un llamamiento para un rápido proceso de la reforma – que ha sido la demanda de los demás.

No hay duda de que hay una responsabilidad que el CNT mantiene cuando se trata de administrar los asuntos del país. Libia ha sido testigo de un cambio profundo con la caída del régimen anterior y el proceso de construcción de la nación será exigente y desafiante en las próximas décadas. Por lo tanto, es hora de que el CNT avance hacia el logro de sus promesas hechas antes de que la paciencia del pueblo se agote. (Gulf News)

Gulf News1:21 pm: Las milicias armadas que ahora dominan la mayor parte de Libia están torturando a los detenidos considerados leales al derrocado régimen de Muamar Gadafi y llevando a barrios y pueblos enteros en el exilio, ha dicho Amnistía Internacional.

Amnistía Internacional citó a los detenidos, diciendo que ellos “habían sido colgados en posturas dolorosas”, golpeados durante horas con látigos, cables, mangueras de plástico, cadenas y barras de metal, y palos de madera y les aplicaron descargas eléctricas con cables activos y armas similares a los dispositivos Taser”.

Al menos 12 detenidos han muerto desde septiembre, después de la tortura, dijo Amnistía en un informe publicado la noche del miércoles.

“Sus cuerpos estaban cubiertos de moretones, heridas y cortes y algunos habían tenían las uñas arrancadas,” dijo el grupo.

Amnistía dijo que visitó 11 campamentos de detención en el centro y el occidente de Libia en enero y febrero, y encontró evidencia de la tortura y el abuso en todos menos uno.

“Nadie está aprehendiendo a las milicias responsables”, dijo Donatella Rovera, asesora principal de respuesta a crisis de Amnistía Internacional, a The Associated Press por teléfono desde Jordania el miércoles, un día después de salir de Libia.

La alta funcionaria de derechos humanos de la ONU y Amnistía Internacional han instado al gobierno de Libia para tomar el control de todas las prisiones provisionales para evitar nuevas atrocidades contra los detenidos.

“Hay torturas, ejecuciones extrajudiciales, violación de hombres y mujeres,” dijo la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay, el pasado 27 de enero.

Unos 2.400 detenidos permanecen recluidos en centros controlados por el nuevo gobierno libio, pero las milicias están manteniendo a otros miles y miles presos, dijo Amnistía.

La mayoría se encuentra en y alrededor de Trípoli y Misrata, la ciudad costera que vio a algunos de los combates más brutales de la guerra, dijo.

El Comité Internacional de la Cruz Roja informó que de marzo a diciembre de 2011, había visitado a más de 8.500 detenidos en unos 60 centros de detención.

La delegación de Amnistía Internacional fue testigo de detenidos siendo golpeados y amenazados de muerte en un centro de detención en Misrata. En un centro de detención de Trípoli, se encontraron con los detenidos gravemente torturados, que los interrogadores trataron de ocultar, informó el grupo. Se habló con los detenidos en Trípoli y sus alrededores, Gharyan, Misrata, Sirte y Zawiya.(Gulf News)

7:34 pm:Las filiales del fondo de riqueza soberana de Libia ya no están sujetas a una congelación de sus activos en el exterior en virtud de una flexibilización informal de las sanciones de la ONU dirigidas contra el régimen de difunto líder Muamar Gadafi, dijo hoy un panel de expertos de la ONU.

Las sanciones económicas del Consejo de Seguridad de la ONU habían congelado $ 170 billones en activos libios, pero una gran suma fue liberada en diciembre, cuando el Consejo levantó las sanciones a la central bancaria por $ 100 billones, en su mayoría activos en efectivo.

“Las filiales (de la Autoridad de Inversión Libia) ya no están comprendidas por la congelación de activos”, dijo un miembro del panel de expertos de la ONU sobre Libia que asesora al Comité de Sanciones del organismo internacional, en un debate en el Centro de Ginebra para la Política de Seguridad. (Reuters)