Libia: Actualizaciones del día 05/12/2011

* Fuerzas del Ministerio del Interior libio toman el control del cruce fronterizo de Ras Jadir, en el límite con Túnez.

* Compañía petrolera turca planea reiniciar sus actividades en Libia y realizar nuevas inversiones en el país.

* Catorce heridos libios llegan a Irlanda para someterse a intervenciones quirúrgicas. 

* Soldados libios y africanos leales a Gadafi reciben asistencia médica gratuita en un hospital de Trípoli.

Todas las actualizaciones están con la hora local libia (GMT+2)

 6:00 am: Catorce víctimas del conflicto de Libia han llegado a Irlanda para someterse a tratamiento por las lesiones que sufrieron durante la lucha para derrocar al coronel Muamar Gadafi.

Un libio herido es ayudado a descender de un avión en el aeropuerto de Shannon ayer. Fotógrafo: Don Moloney/Press 22

Los heridos llegaron a Shannon poco después de  las 5:20 pm de ayer en un vuelo desde Túnez con escala en Francia, acompañados por un médico. Los hombres se someterán a cirugía por una serie de lesiones traumáticas como heridas de bala y metralla.

Hasta 70 simpatizantes de la comunidad libia en Irlanda, incluidos niños que portaban banderas y pancartas, se reunieron en Shannon desde la tarde para dar la bienvenida a sus compatriotas. (Irish Examiner)

8:00 am:  Fuerzas del Ministerio del Interior han tomado el control del cruce fronterizo clave con Túnez de Ras Jadir, de los ex rebeldes que derrocaron a Muamar Gadafi, dijo hoy un alto funcionario.

“Hoy puedo anunciar que el control de Ras Jdir ha sido tomado por las fuerzas del Ministerio del Interior”, dijo el ministro del Interior interino Fawzi Abdelali a periodistas.

Dijo que la toma del control del cruce era una “prioridad” para Libia, ya que estaba “mostrando la ley del Estado”.

El cruce, a 180 kilómetros (115 millas) al oeste de Trípoli, fue cerrado la semana pasada luego de que guardias de Túnez dejaron de trabajar, por la falta de protección contra los combatientes armados y no armados desplegados en la parte libia. (Middle East Online)

9:00 am: El Bank of Valletta (Malta) ha reabierto su oficina en Trípoli.

La oficina estuvo cerrada durante la crisis, pero reabrió sus puertas el 13 de noviembre para promover el comercio transfronterizo y la inversión. A cargo del gerente Charles Saliba, la oficina reanudará su misión de ayudar a proveer las infraestructuras necesarias para los empresarios de Malta en la búsqueda de nuevas oportunidades en Libia. (Times of Malta)

11:39 am: El jefe de la oficina en Libia de la Corporación de Petróleo de Turquía (TPAO),Ahmet Tandircioglu, ha reportado que su compañía estaba dispuesta a reanudar su exploración de petróleo y otros proyectos en la nueva Libia.

El ejecutivo de TPAO dijo que las empresas que sirven a TPAO han sufrido pérdidas y daños durante los ocho meses de largo conflicto armado que derrocó al dictador libio Muamar Gadafi, teniendo que suspender sus proyectos durante la revolución.

Tandircioglu dijo que TPAO, la única empresa petrolera que no cerró su oficina en Libia durante el levantamiento, tiene la intención de aumentar sus inversiones en Libia. (The Tripoli Post)

5:15 pm: Un hospital libio ofrece refugio a los leales a Gadafi.

Los ascensores en  el Hospital Médico de Trípoli  no se detienen más en piso seis. Si se toma por las escaleras hasta el sexto piso de inmediato se estará frente a tres hombres con uniforme de camuflaje del desierto, cada uno con un Kalashnikov.

Los hombres, recién salidos de las líneas del frente de la revolución libia, vigilan a sus enemigos heridos en el hospital municipal – hay habitaciones llenas de regulares del ejército de Muamar Gadafi, así como combatientes africanos, a los que el dictador había pagado para luchar contra su propio pueblo antes de que fuera destituido y asesinado.

Sólo los partidarios de Gaddafi se encuentran en las salas del sexto piso, pero los combatientes revolucionarios que patrullan las calles de Libia están decididos a garantizar la seguridad y la rehabilitación – tanto física como política – de los hombres que les dispararon hace tres meses.

Atención médica gratuita y la promesa de un regreso a casa – una cita ante el tribunal espera sólo a aquellos que están acusados ​​de haber torturado o asesinado a sus compatriotas en los años anteriores a la revolución- puede llegar a persuadir a algunos partidarios de ver lo bueno en la gente que Gadafi llamaba “las ratas”. Pero por ahora,  las divisiones son profundas  en la tierra que la mayoría de personas está llamando “Libia Libre”. (The Washington Post vía Shabab Libya)