Libia: Actualizaciones del día 04/11/2011

* La inteligencia sudafricana investiga a firma británica que contrató mercenarios para el fallido escape de Gadafi de Sirte.

* El nuevo primer ministro interino libio asegura que el desarme de las milicias demandará meses y una “enorme ayuda” internacional.

* La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW) verifica que los arsenales químicos de Libia están intactos.

* Los inspectores de la OPCW son alertados de que Gadafi no declaró todo su material de guerra química.

* Empresas petroleras extranjeras destacan que las nuevas autoridades libias no piden sobornos en las negociaciones comerciales.

Todas las actualizaciones están con la hora local libia (GMT+2)

0:01 am: Los servicios de inteligencia sudafricanos están investigando el papel de una empresa británica en una misión para ayudar a Gadafi a huir de Libia, que terminó con su captura y muerte.

Se ha dicho que una de las empresas de seguridad que proporcionaron mercenarios para la misión pudo haber actuado como “agente doble”, ayudando a la OTAN a detectar el convoy de Gadafi para el ataque, y que la huida del dictador estaba “destinada a fracasar”.

Se informó que un total de 50 soldados privados, entre ellos 19 de Sudáfrica, viajaron a Libia con las instrucciones para trasladar ocultamente al ex dictador desde su pueblo natal de Sirte hacia la frontera con Níger.

Danie Odendaal, un ex policía de los servicios de seguridad de Sudáfrica que dice que estuvo involucrado en la misión de Libia, dijo que llegó en los días anteriores a la ciudad, creyendo que iba a acompañar al dictador al exilio con el permiso tácito de la OTAN.

Odendaal dijo que la misión fue “un gran fracaso” y dos sudafricanos fueron asesinados junto con el coronel Gaddafi, mientras que otros resultaron heridos.

Odendaal sugirió que la  empresa que tomó el contrato de Gadafi “nos vendió” a la OTAN.

Una fuente del sector de seguridad privada dijo que era “altamente probable” que una de las compañías implicadas deliberadamente reclutase a mercenarios que estaban mal preparados para manejar la misión. (The Telegraph)

9:00 am: El flamante primer ministro interino libio, Abdurrahim el-Keib, aseguró que su país necesita “una enorme ayuda” internacional para lograr el desarme de las milicias armadas surgidas a raíz de la revuelta contra el ex dictador Muamar Gadafi, tarea que desde su óptica demandará meses y que no se realizará por la fuerza.

“Necesitamos los fondos para crear los programas de reconciliación y ponerlos en práctica. No podemos decir a estas milicias, por ejemplo: ‘Bajen las armas y vuelvan a trabajar, pero no tenemos los fondos para ayudarle’. Esto no es práctico”, dijo. “Necesitamos una gran ayuda de nuestros amigos de la comunidad internacional”.

Respecto de las declaraciones del líder del CNT, Mustafa Abdel Jalil, sobre que la nueva Constitución del país incorporaría la ley islámica, El-Keib señaló a Turquía como un ejemplo de una nación con éxito mezclar la fe islámica y la apertura a la modernidad y la diversidad, lo que sugiere que Libia podría seguir los pasos.

“Turquía es un país musulmán, pero funciona bien con Occidente y personas de diferentes religiones viven juntos”, señaló. “Esto no es un problema para nosotros”. (France 24)

2:50 pm: Inspectores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW) dijeron que las autoridades libias los han alertado sobre presuntos arsenales de armas químicas que el depuesto líder Muamar Gadafi no habría reportado en la declaración de 2004.

A partir de ese año, cuando adhirió a la Convención de Armas Químicas, Libia estuvo obligada a declarar todos sus materiales de guerra química, y una vez que la OPCW verificaba la declaración, a destruir dichos materiales en su totalidad, de acuerdo con los plazos establecidos.

En un comunicado emitido este viernes, la Organización dijo también que no hubo saqueo de armas químicas durante el levantamiento que llevó a la caída de Gadafi. (OPCW)

4:08 pm: Las principales firmas petroleras se han dado cita en Estambul para reunirse con funcionarios del petroleo del gobierno  libio, en busca de su primera oportunidad de ganar varios miles de millones de dólares en ofertas de suministro de combustible necesario para mantener al nuevo régimen.

Libia planea comprar casi tres millones de toneladas de gasolina sola, por un valor cercano a los  3 billones de dólares a precios actuales.

Todos los antiguos socios comerciales de Libia fueron invitados al encuentro, y destacan las diferencias que encuentran entre los gerentes recién nombrados de la Corporación Nacional de Petróleo de Libia y sus predecesores elegidos por Gadafi, que carecían de experiencia en las negociaciones y no estaban estaban familiarizados con muchos de los detalles logísticos de la operación.

“No han venido aquí a perder el tiempo, llegan aquí y van directo al grano. Cuánto y qué se puede ofrecer”, dijo el jefe de un equipo de Italia .

Todas las ofertas recogidas en Estambul podrán ser revisadas por un nuevo comité en Libia, dijo un miembro de la delegación de ese país, que pidió no ser identificado.

“Vamos a informar sobre todo lo que hemos hecho aquí y lo que hemos hablado”, dijo. “Tenemos que hacer esto por Libia, por las treinta mil personas que murieron en la revolución y todos los años de sufrimiento”.

Los comerciantes petroleros dijeron que los libios habían rechazado todas las invitaciones a almorzar o cenar y se atienen a un horario estricto.

“Antes todo se hacía bajo la mesa y con sobornos. Ahora no he oído nada acerca de los sobornos y las ofertas están siendo utilizadas para comprar y vender”, dijo un empresario. (Reuters)