Informe forense: Gadafi murió por un impacto en la cabeza

El informe forense realizado sobre el cuerpo del fallecido dictador Muamar Gadafi reveló que el mismo murió por una herida de bala en la cabeza recibida en un intercambio de disparos entre fuerzas del gobierno interino y partidarios del dictador después de haber sido capturado.

“Gadafi fue sacado de una alcantarilla… no presentó ninguna resistencia”, dijo el primer ministro Mahmoud Jibril, citando un informe forense. “Cuando empezamos a trasladarlo fue impactado por una bala en su brazo derecho y cuando lo montaron en un camión no tenía ningún otra lesión “.

“Cuando el coche se movía quedó atrapado en un fuego cruzado entre los revolucionarios y las fuerzas de Gadafi, en el que fue alcanzado por una bala en la cabeza”, dijo Jibril leyendo el informe.

“El médico forense no pudo decir si el proyectil provino de los revolucionarios o de las fuerzas de Gadafi”, agregó el primer ministro.

Gadafi estaba vivo cuando fue capturado en Sirte, pero murió unos pocos minutos antes de alcanzar el hospital, dijo Jibril.

Fuente: Reuters

Nota: En la fotografía que ilustra este post puede verse que Gadafi presentaba una herida en la sien izquierda cuando se lo hace bajar del vehículo para pasarlo a otro.

ACTUALIZACIÓN:


Según publicó el semanario alemán “Der Spiegel” el pasado 30 de octubre, el médico que expidió el certificado de defunción de Muamar Gadafi informó que se desconocía si la causa del daño sufrido en el cerebro del dictador fue producto “de una bala o la esquirla de una granada”.

El Dr. Abu Bakr Traina dijo que “la herida de entrada en la sien es bastante pequeña, sólo la de salida es más grande y la bala ha desaparecido”, agregó.

También dijo que encontró el cadáver en una mejor condición de lo que esperaba. “Pensé que seguramente estaba terriblemente maltratado, con fuertes contusiones, fracturas, y heridas, pensé que había sido golpeado hasta la muerte, pero cuando le limpiaron la sangre, apenas se veían hematomas. No se constataron costillas fracturadas”.

Taina destacó que Gadafi presentaba el rostro de una persona de 69 años, pero que su torso correspondía al de un hombre de 40, casi sin arrugas y con un vientre plano.