Comités militares: Una opción de los rebeldes para conducir con éxito la guerra

Los logros alcanzados por los rebeldes en la montañosa zona sudoccidental de Libia, en cuanto a resistir los ataques de las tropas de Gadafi, llegando en algunos casos a arrebatarles la iniciativa, parecen tener un factor determinante, que es que la conducción de las acciones militares se encuentran a cargo de Comités Militares que se han constituido en los pueblos sublevados.

Estos comités están integrados por oficiales de todas las armas que se plegaron a la revuelta, ya sea desde sus inicios, o bien después de los primeros enfrentamientos.

Ellos se encargan de concertar, coordinar y dirigir los movimientos de los combatientes rebeldes en terreno, muchos de los cuales son civiles armados de la etnia berber, que en su mayoría acatan férreamente las indicaciones de los jefes militares.

Esto les ha permitido repeler los permanentes ataques de las fuerzas del régimen de Gadafi, e incluso realizar golpes de mano que no sólo provocaron bajas en sus enemigos, sino que también les ha permitido apoderarse de armas y municiones, un elemento vital para esos pueblos que se encuentran completamente rodeados, sin posibilidad de reabastecerse.


Pueblo de Wazin, en la frontera con Túnez (Panoramio)

Esto, sumado al empleo de tácticas guerrilleras, aprovechando la geografía de la zona, explica el fracaso de las tropas de Gadafi en recuperar una zona tan alejada del resto del territorio rebelde.

Claro está que también se beneficiaron con los bombardeos de la OTAN, que destruyó arsenales, artillería y blindados de Gadafi en la zona; pero, al contrario sus camaradas en el este, los rebeldes de las montañas han sabido aprovechar mejor los respiros que les daba la aviación aliada.

Ahora, han logrado capturar un puesto fronterizo en el sector de Wazin que, en caso de mantenerse en sus manos, les permitirá recibir provisiones desde Túnez, aunque se desconoce si este país permitirá el tránsito por su territorio de armas con destino a los rebeldes (aunque sí deja pasar ayuda humanitaria).


Comité Militar de las Montañas de Nafusa (Foto: Halzawa Guy)