Amnistía Internacional denuncia crímenes de guerra de Gadafi

Comunicado de Amnistía Internacional:

“Posibles crímenes de guerra de las fuerzas del gobierno libio

Dos de los cadáveres que se vieron en el depósito del hospital Al Houari, Bengasi.

11 abril 2011

Amnistía Internacional ha revelado hoy nuevas pruebas de ejecuciones extrajudiciales presuntamente cometidas por las fuerzas del coronel Muamar al Gadafi cerca de la localidad de Ajdabiya en los últimos días.

Ayer, el equipo de investigación de Amnistía Internacional en el este de Libia vio los cadáveres de dos combatientes de la oposición a los que habían disparado en la nuca después de atarles las manos a la espalda.

Hoy han visto el cadáver de otro hombre al que habían matado por disparos cuando estaba atado de pies y manos.

“Por lo que ha visto nuestra delegación en el este de Libia en estas seis semanas, las circunstancias de estos homicidios apuntan firmemente a que sus autores fueron las fuerzas leales al coronel Gadafi –ha manifestado Malcolm Smart, director del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África–.El homicidio deliberado de combatientes capturados es un crimen de guerra. Todos los responsables de estos crímenes, quienes los ordenaron o autorizaron así como sus autores materiales, no deben tener ninguna duda de que serán obligados a responder plenamente de sus actos.”

La delegación de Amnistía Internacional vio los primeros cadáveres, de dos hombres, en un depósito de Bengasi el 10 de abril. Ambos tenían aún las manos atadas a la espalda con alambre. Les habían disparado en la nuca y en otras partes del cuerpo. Los hombres se habían desplazado desde el este de Bengasi para unirse a la lucha contra las fuerzas del coronel Gadafi.

El personal del depósito dijo a Amnistía Internacional que el cadáver de otro hombre, al que también habían dado muerte con las manos atadas, ya había sido recogido por la familia para su enterramiento.

Tanto el patólogo forense que practicó la autopsia como el personal del depósito dijeron a Amnistía Internacional que los hombres también habían tenido los pies atados.

Amnistía Internacional ha visto hoy el cadáver de otro hombre en el hospital de Adjabiya que tenía las manos atadas a la espalda con unas esposas de plástico, que a su vez estaban unidas por una cuerda al alambre con el que le habían atado los tobillos.

Este cadáver, y otro que llegó a la vez pero que los familiares ya se habían llevado para enterrarlo, habían aparecido en la puerta oriental de Ajdabiya, que poco tiempo antes había estado bajo el control de las fuerzas del coronel Gadafi.

Todavía no está claro si estos hombres también eran combatientes de la oposición o simplemente residentes del lugar a los que habían hecho prisioneros y habían matado después.

Amnistía Internacional ha recibido aparte informes verosímiles de cuatro casos parecidos en los que los cadáveres de los combatientes capturados aparecieron con las manos atadas a la espalda y con múltiples heridas de bala en la parte superior del cuerpo.

Tras la decisión de remitir la situación de Libia a la Corte Penal Internacional, adoptada de forma unánime por el Consejo de Seguridad de la ONU el 26 de febrero, el fiscal jefe de la Corte abrió una investigación formal sobre los presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos en Libia.

“Las fuerzas del coronel Gadafi han violado repetidamente el derecho internacional, y estos homicidios son, según parece, el ejemplo más reciente. La Corte Penal Internacional debe obligar a los autores de estos abusos a responder de sus actos” afirmó Malcolm Smart.

“La responsabilidad penal Individual es aplicable a todos los que participan en tales crímenes, en todos los niveles de la cadena de mando, desde las máximas instancias políticas y militares hasta los soldados que han efectuado los disparos. Haber actuado obedeciendo las órdenes de un superior no puede servir de excusa a quienes han cometido crímenes de guerra”.

En el curso de las seis semanas que ha durado la investigación en el este de Libia, Amnistía Internacional ha encontrado sólidos indicios de que las fuerzas del coronel Gadafi han matado deliberadamente a manifestantes desarmados, han perpetrado ataques directos contra civiles que huían del enfrentamiento, han cometido desapariciones forzadas y han torturado a detenidos.

Fuente: Amnistía Internacional