Tour de corresponsales extranjeros, guiado por el gobierno de Gadafi, a Misrata.

Funcionarios del gobierno de Gadafi han estado llevando a los periodistas extranjeros en varias giras en las últimas semanas para reforzar su posición de que están en control de la situación en el país.

Pero un viaje guiado por el gobierno a Misrata hoy (por ayer), sugirió en cambio que la situación de las tropas de Gadafi se ha agravado mucho después de semanas de sitiar el bastión enemigo, dice la agencia de noticias Associated Press.

Los reporteros fueron trasladados a la misma unión de carreteras, a más de una milla del centro de la ciudad, donde los funcionarios del gobierno los habían llevado hace unos 10 días.

En aquel entonces, fue para mostrar los efectos de un ataque aéreo de la OTAN. Esta vez, era simplemente por hacer un recorrido antes de que los sonidos de disparos y bombardeos obligase a los funcionarios a dar la vuelta. En un momento, los periodistas se refugiaron en medio de disparos.

Un soldado libio, Walid Mohammed, recibió una herida en la cabeza en el tiroteo y fue llevado a un hospital. Y mientras que en la anterior visita a esa intersección de caminos las fuerzas de Gadafi se podían observar desplegados en el terreno, ahora los pocos soldados que se veían estaban escondidos en edificios o en tejados. La escena a lo largo de la carretera de Trípoli está salpicada de tanques incendiados, cañones antiaéreos ocultos por la vegetación y puestos de control.

Fuente: Al Jazeera