La oposición denuncia que Gadafi secuestró a más 20.000 personas

La mayoría de ellos, jóvenes que participaron en manifestaciones o que se pusieron en contacto con medios extranjeros

El Consejo Nacional de Transición de Libia denunció que en las últimas cinco semanas más de 20.000 personas fueron secuestradas en Libia, y que muchas de ellas se encuentran detenidas por las fuerzas de seguridad de Gadafi en Trípoli y las ciudades vecinas.

La información, dada a conocer a través de un comunicado urgente, da cuenta de que muchos de los secuestrados  fueron sacados de sus casas, sus lugares de trabajo o de las calles, siendo la mayoría hombres jóvenes, aunque se cree que también hay una pequeña proporción de mujeres.

Los desaparecidos fueron detenidos por el régimen de Gadafi, acusados de ser activistas que intentaron ponerse en contacto con medios de comunicación extranjeros o por enviar filmaciones de video. Otros simplemente han sido acusados ​​de “participar en manifestaciones en favor de la democracia o de participar en actividades contra el régimen a través de herramientas de medios sociales como Facebook.”

Esto último es algo que a la redacción de este blog le consta, ya que algunos de los contactos directos en Trípoli con los que se mantenía comunicaciones vía internet o telefónica han desaparecido sin dejar rastro.

Citando como fuentes a guardias carcelarios en Trípoli, los detenidos han sido hacinados en las prisiones de Abu Salim y Ein Zara , la Academia de Policía, la antigua fábrica de tabaco en Trípoli y otros diversos campos militares en toda la ciudad. Las condiciones en que se encuentran los detenidos son extremadamente duras, inhumanas y degradantes. A los presos se les niegan instalaciones sanitarias básicas y se les ha negado asistencia médica, incluso para los casos más críticos.

Los detenidos también son obligados a dormir en pisos de cemento frío y desigual. Los alimentos y el agua se limitan a la mitad de una barra de pan y una botella de agua por preso cada 24 horas.

A todo esto se suman informes de torturas brutales, la humillación y el interrogatorio que padecen muchos de los detenidos. El comunicado también hace referencia a que los cuerpos de los prisioneros muertos en cautiverio no han sido entregados a sus familias, desconociéndose el destino de los mismos.

“Estas condiciones son una clara violación grave del derecho internacional humanitario y un llamado urgente a Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y otras organizaciones mundiales de Derechos Humanos a enviar delegaciones para inspeccionar la situación de estos presos y para ejercer presión sobre el régimen de Gadafi para liberarlos de inmediato”, termina diciendo el comunicado de los opositores a Gadafi.

Video para refrescar la memoria: Estas imágenes fueron captadas durante las manifestaciones del 25 de febrero en Trípoli, y muestra cómo personal de seguridad del régimen detiene y se lleva a manifestantes heridos por la represión.

En ese momento todavía no se dejaba ingresar a los corresponsales extranjeros a Libia.

Anuncios